Como prometí anteriormente, esta es mi opinión del libro La Maga después de terminarlo.

La historia nos vuelve a transportar a Kyralia, pero esta vez a varios siglos antes de los acontencimientos narrados por Sonea. En esta ocasión nuestra protagonista se llama Tessia y es la hija del sanador del pueblo. Vive en un pueblo fronterizo con Sachaka y el mago Dakon que está al cargo del pueblo tiene hospedado en su residencia a un mago sachakano durante unos días.

Sin querer hacer spoilers, por si alguien no lo ha leido y quiere hacerlo, diré que ocurre algo y Tessia descubre que posee poderes mágicos y Dakon la toma como aprendiz para enseñarle a controlar y a usar su magia.

En realidad ocurren más cosas, pero a grandes rasgos así es como comienza el libro, que no negaré que es muy similar a El Gremio de los Magos. Es decir, chica de origen humilde, que descubre sus poderes mágicos tras un acontecimiento inesperado. Pero solo se parece en eso, la historia narrada en esta ocasión nada tiene que ver con la Kyralia que conocimos en las Crónicas del Mago Negro.     Y es que nos pone en antecedentes de qué ocurrió entre Kyralia y Sachaka, y más cosas que no supimos en Crónicas del Mago Negro pero que sí sabremos en la siguiente trilogía, y aquí nos cuenta sus orígenes.

En definitiva el libro está bien, pero en mi opinión no debería ir entre las dos trilogías sino al final. No es que desvele qué es lo que va a pasar en los siguientes libros, pero si lees Traitor Spy Trilogy irán apareciendo cosas que ya sabes por la precuela, que si no lo supieras el golpe de efecto sería mayor. Pero a pesar de esto último lo sigo recomendando