Es curioso que desde que el año pasado emitiesen por TV la serie de Juego de Tronos, parece que todo el mundo se haya apuntado a la moda de leer CdHyF, por eso debe ser que he leído por ahí que hay dos tipos de “fans”. Los de la serie y los de los libros.
Y es que hay quien después de haber visto la serie quiere saber más acerca de los personajes y ha empezado a leer la saga, y los que primero se leyeron los libros y han visto cómo las mágicas palabras de George R. R. Martin han cobrado vida en forma de serie de televisión.
Y esto, ¿dónde me sitúa a mi?
Es cierto que el año pasado me leí los cuatro títulos de Canción que están publicados hasta el momento en español, pero también es cierto que hacía ya mucho tiempo que le tenía el ojo echado a estos libros, pero entre unas cosas y otras nunca me decidía a comprarlos.
Pero el año pasado aprovechando que faltaba poco para que llegasen los reyes magos, pensé que sería un buen regalo y salí en busca de Juego de tronos, voy a una librería y ¡Oh, sorpresa! No quedan, están agotados. Me voy a otra y otro tanto de lo mismo. Buscara por donde buscase estaban agotados.

Pero un día, estando en una Fnac veo un ejemplar de JdT y allá que me lanzo a por él. Lo examino para comprobar que esté en perfecto estado (ya sabemos todos que la Fnac se ha convertido en las bibliotecas públicas del siglo 21, a donde todo el mundo va a leer gratis), bueno esto es otro tema del que a lo mejor hablo otro día.
A lo que iba, veo el libro y me lanzo a por él.

Llego a casa y empiezo a leer y sigo leyendo, y al otro día igual, y así hasta que llego a las últimas páginas,(bueno no fue tan rápido, pero para ir resumiendo), y leo uno de los finales más espectaculares que he leído nunca, pero quiero más y me vuelvo a ir otra vez a la Fnac a por Choque de Reyes. Y otra vez me pasa igual que con JdT.
No hay libros, que están agotados, me dice la dependienta. Bueno, pues a seguir buscando, me digo. Para abreviar diré que cada vez que me acababa un libro e iba a comprar el siguiente me ocurría lo mismo, y tampoco encontraba todos los títulos disponibles a la vez para llevarmelos de golpe todos juntos.

Bien, para el mes de junio o julio ya me estaba leyendo Tormenta de Espadas cuando estoy de nuevo en la Fnac buscando Festín de cuervos (ya sabes… mujer previsora….) cuando veo un poster de JdT y Canal plus. Y es cuando me entero que habian hecho una serie basada en los libros. (a lo mejor hay un baile de meses, pero festín lo empecé a finales de agosto, así que tormenta debería ir en esos meses).

Por eso me hace “gracia” cuando en los blogs y foros hacen distinción entre fans, dividiéndolos entre los fans de la serie y los fans de los libros, porque me imagino que si tuviese que dar una respuesta a esa pregunta, sería que soy fan de la saga por los libros, pero por muy poco